Visita nuestras páginas CMMAS.org VS13
x
+
SONIC IDEAS | EXTRAS | CMMAS | CONTACTO | LOGIN
Vol4 No.8 INICIO
HOME
Vol 4 No. 8
Login
email:
Password
Olvidaste tu password? / Forgot your password?
No tienes cuenta? / You do not have an account? Registrate! / Register!


Cupon
codigo:

Marco Geográfico

Ciudad, Música y Movimiento
Por/By: José Gallardo
La ciudad es el espacio donde se expresa lo urbano, la ciudad no es lo urbano (Delgado 1999:23), lo urbano es la imposibilidad de la repetición, es movimiento, es el no repetir, es la interpretación de una pieza musical, efímera, volátil contenida en el aire, donde como menciona Cortázar, el tiempo se va llenando de sí mismo; el mismo tiempo que al hacerse visible, desaparece. Se entiende por urbano la deconstrucción constante determinada por la movilidad espacial en la vida cotidiana, es el fenómeno en el que “las ciudades no son esos espacios sagrados que se erigen alrededor de un centro onfálico, sino lugares de tránsito, de pasaje” (Rojas 2007:5); es donde el movimiento permite estructuras estructurantes (1999:25). Su aleatoriedad permite que sea un fenómeno social autorreferencial, en el que es imposible concebir el concepto de comunidad. Esta particularidad es la que tanto le preocupa a Heidegger, pues para él es necesaria una estructura de emplazamiento que permita salir a lo real y encontrar la esencia, esencia que nos permite estar ligados a otros (Heidegger 1994:10). La ciudad moderna, para Heidegger, deberá estar representada por la ciencia, la técnica mecanizada, el arte como expresión estética de la vida del hombre, la cultura como proyecto cultural o mejor, proyecto de creación de identidades nacionales, la pérdida de los dioses. Dicho proceso está enmarcado en una búsqueda metafísica, que se encuentra incrustado en el proceso de urbanización, búsqueda que oculta el “estado de los cuerpos mientras cambian de lugar o de posición” (RAE) ... leer/read

Los retos del arte digital en el contexto latinoamericano
Por/By: Fabián Wagmister y Alejandro Cardona
Introducción  Para poder enfrentarnos como creadores latinoamericanos a los retos de la tecnología digital en sus aplicaciones artísticas, requerimos un conocimiento profundo de su naturaleza, de sus posibilidades y de sus sesgos ideológicos y expresivos. Como todo instrumento de comunicación/expresión, hay que saber utilizarlo y no ser utilizados por él. Dado que se trata de una tecnología no inventada por latinoamericanos y que, incluso, no fue inventada para hacer lo que actual-mente hace (por lo menos en el campo artístico), debemos buscar su refuncionalización de acuerdo con necesidades propias de creación y expresión artístico-cultural. Por otro lado, el surgimiento de estas nuevas tecnologías digitales en el mundo occidental “desarrollado” no deja de ser parte de un proceso ideológico/cultural particular y, por lo tanto, se incorporan intrínsecamente en su lógica de funcionamiento y programación una serie de prejuicios y sesgos que deben ser seriamente considerados a la hora de su incorporación y aplicación en contextos como el latinoamericano. Es importante recordar siempre que la tecnología no es inocente ni neutral. Los medios digitales aplicados al arte tienen básicamente dos perfiles: como medio para facilitar procesos tradicionales de producción artística (como, por ejemplo, la edición no lineal de video, la grabación digital de audio y el diseño gráfico), y como medio que, por su naturaleza especifica, genera nuevas formas de expresión y comunicación así como nuevas posibilidades de construcción de significación. Quizá sea aquí en donde lo digital tenga su mayor potencialidad. ... leer/read